Inicio

Mensaje de la Junta de Directores

Ensayos

 

Contacto

 

Comunidades Rurales

Arq. Federico del Monte - Garrido

En términos generales podemos estipular que lo rural, es todo lo referente o perteneciente a la vida en el campo. El adjetivo se utiliza como opuesto a lo urbano, que es el ámbito de la ciudad. Lo rural y lo urbano implican dos clases de espacios que son perceptibles cada uno al presentar características que los diferencian.

Podemos establecer que lo rural y lo urbano se básicamente se diferencian por: los tipos de actividad e intensidad de las mismas, la cantidad de construcción, la intensidad de los flujos de tránsito, el grado de transformación de la geografía natural, la cantidad de población y los rasgos culturales de la población. En términos más precisos, podemos considerar el espacio rural caracterizado por: el predominio del paisaje natural sobre el construido, los predios de las propiedades suelen ser de mayor tamaño, existen pocas barreras visuales, la densidad poblacional es menor, predominan los conjuntos habitacionales pequeños y/o viviendas individuales y las producciones agrícolas pueden tener un rol importante en la configuración del paisaje.

De otra parte, se conoce como comunidad rural al pueblo que se desarrolla en el campo alejado de los cascos urbanos. El concepto puede hacer referencia tanto al pueblo en sí mismo como a la gente que habita en dicha localidad. Las comunidades rurales generalmente viven de la agricultura o la ganadería. Comúnmente, se trata de regiones donde la industria no está desarrollada y, por lo tanto, la economía depende en gran medida de las actividades agrícolas. Otra característica de las comunidades rurales es el tipo de infraestructura del cual disponen. A diferencia de las ciudades, las comunidades rurales suelen contar con una infraestructura más limitada, en ocasiones la misma puede resultar insuficiente o simplemente, no estar disponible.

Generalmente, en las comunidades rurales los servicios públicos se limitan a los elementos mínimos indispensables.

La población de las comunidades rurales es escasa. No obstante, allí donde ocurre un intenso crecimiento demográfico, por lo general, estos asentamientos terminan convirtiéndose en ciudades y luego pasan a formar parte del mundo urbano.

Los gobiernos tienen el compromiso de contribuir al desarrollo rural, lo que no supone que descuiden o atenten contra las tradiciones y costumbres de estos lugares, por el contrario, es preferible que favorezcan el crecimiento económico a partir de las medidas adecuadas que reconozcan las características culturales de la población rural. En términos poblacionales la Agencia Federal de Desarrollo Rural cualifica como rural cualquier municipio o barrio que no sobrepase los 25,000 habitantes.

Referencias bibliográficas:

1. http://www.ecured.cu/index.php/Comunidad_rural

2. http://www.definicionabc.com/social/comunidadrural.php

3. http://www.buenastareas.com/ensayos/Comunidad-Rural-y-Urbana/1501812.html